Dominando el Piping

 El piping es todo un arte y puede hacer que tus tartas pasen de ser convencionales a excepcionales simplemente decorándolas con cuidado y mimo. La estética de las tartas es casi tan importante como su sabor y textura, por eso tenemos que dedicarle tiempo y atención a esta técnica.

Para decorar tus tartas con esta técnica necesitas solo dos cosas: una manga pastelera y una boquilla (y el relleno de la manga que vayas a usar para decorar tus tartas por supuesto). Estos utensilios no son muy caros por lo único que te estará frenando de usar el piping para decorar tus tartas es la dificultad a la hora de conseguir un acabado bonito. Hoy vamos a intentar desmitificar esta técnica repasando paso por paso que hay que hacer.

BOQUILLAS

Las boquillas para hacer piping se clasifican por la forma que tiene la abertura. Dentro de esos grupos, las boquillas varían en tamaño, para que puedas elegir el tamaño que mejor se adapte a tus productos. Hay una gran cantidad de boquillas, estas son las más comunes:

  • Redondas

Las boquillas redondas son las más sencillas de utilizar. Tienen una abertura redonda, lo que las hace perfectas para ribetear letras y líneas. Los tamaños más pequeños se utilizan a menudo para ribetear letras, puntos o contornear galletas, mientras que los tamaños más grandes pueden utilizarse para ribetear grandes bordes de puntos, remolinos y líneas.

  • Estrella

La boquilla con forma de estrella es muy versátil, un simple apretón de la bolsa y cualquier tamaño de esta punta producirá un bonito diseño en forma de estrella, perfecto para hacer bordes o rellenar grandes áreas de tus tartas.

Las puntas de estrella también se usan para hacer conchas, remolinos y rosetas, técnicas simples con un gran impacto.

  • Flor

Esta boquilla es muy parecida a la punta de estrella, pero sus surcos están ligeramente más cerrados, lo que hace más fácil conseguir hacer una flor. Estas puntas te permiten hacer una flor con un solo apretón, o puedes hacer una flor arremolinada simplemente girando la muñeca mientras aprietas la manga.

  • Pétalo

Como su nombre lo indica, esta boquilla te permitirá hacer tus flores pétalo a pétalo para lograr un acabado único.  Puedes encontrar un sinfín de variedades de este tipo de boquilla para poder imitar los pétalos de cualquier flor que se te ocurra.

  • Hojas

Con esta boquilla podrás hacer hojas planas, arrugadas o erguidas que darán más vida a tus flores de glaseado.  Este tipo de boquilla es mas inusual ya que es menos versátil que las demás, pero no dejes que su nombre te encasille ya que puedes hacer muchas más formas más allá de hojas con esta boquilla.

 

Boquillas de plástico vs. metálicas

La mayoría de las boquillas de decoración están hechas de metal; sin embargo, algunas también están disponibles en plástico. Las puntas de plástico son geniales para los principiantes. Las boquillas de metal suelen ser más caras que las de plástico, esto es porque logran una forma más definida y nítida. Aunque estas puntas son duraderas, son un poco más frágiles que las de plástico, así que ten cuidado de lavarlas y almacena las correctamente.

 

MANGAS PASTELERAS

Hay dos maneras de rellenar tu manga pastelera. Puedes doblar la manga sobre la parte superior de tu mano, o puedes doblar la bolsa sobre un vaso. Doblarla sobre un vaso es super útil si vas a llenar tu manga con algo caliente.

No importa que método utilices deberás seguir estos pasos para llenar tu manga pastelera:

  • Corta la punta de la manga a no más de 1,5cm de la bolsa.
  • Dobla la manga al menos hasta la mitad sobre tu mano (o un vaso), asegurándote de que el borde superior esté despejado y doblado completamente hacia abajo para que puedas mantenerla limpia.
  • Usa el lado de tu mano o el lado del vaso para raspar el glaseado de la espátula.
  • Una vez que el glaseado esté en la manga pastelera, usa la espátula para seguir presionando el glaseado dentro de la manga.
  • Una vez que la bolsa esté a medio llenar, sacúdela para ayudar a que el glaseado se asiente en la bolsa.

 

Consejos y trucos:

  • No llenes tu manga pastelera a mas de 2/3 ya que manejarla será mucho mas complicado de esta manera y tu piping no quedará bien.
  • Si vas a usar distintos tipos de boquilla con la misma mezcla usa un acoplador para que se te más fácil cambiar de boquilla.
  • Pon dos colores a la vez en tu manga para conseguir un color y efecto distintos.

Pero posiblemente el mejor consejo que os podemos dar es que practiquéis mucho ya que pillarle el punto a la presión que debéis aplicar sobre la manga y los movimientos de muñeca que debéis hacer para conseguir un buen acabado, solo lo podréis descubrir vosotros practicando.