Los Must Not De La Pasteleria

Todas las personas que amamos la pastelería hemos sido en algún momento principiantes. Todos mejoramos según vamos ganando experiencia, pero desde Mia Bakery queremos compartir parte de nuestra sabiduría y experiencia con vosotros para que no cometáis los errores más comunes y básicos a la hora de cocinar vuestros dulces.

 

No sobre batir

Si alguna elaboración se os corta o hace grumos, que sepáis que no por batir mas vais a conseguir que estos grumos se quiten. Si observáis que alguna elaboración tiene una textura rara, es mejor simplemente volver a empezarla.

Debes seguir este consejo especialmente cuando este batiendo nata, ya que si bates en exceso la nata el resultado final sera mantequilla en vez de nata.

 

Nunca abrir el horno o el abatidor

Si abres la puerta del horno o abatidor antes del tiempo indicado para la correcta cocción o enfriamiento de tus tartas esto puede hacer que se te bajen tus bizcochos. Por eso os recomendamos que si queréis mirar cómo están quedado vuestras tartas, que siempre lo hagáis por el cristal del horno.

 

Cuidado con la temperatura del abatidor

Si tenéis la suerte de tener un abatidor para enfriar vuestras elaboraciones, debéis tener cuidado con la temperatura a la que lo vais a programar. Si tenéis la temperatura demasiado baja tenéis que saber que vuestros productos no se van a enfriar mas rápido, si no que se creara un efecto iglú por el cual solamente se congelara la parte exterior de vuestras tartas dejando el interior crudo.

 

Evitar los grumos en el glaseado espejo

Cuando vayáis hacer un glaseado tipo espejo tenéis que evitar los grumos a toda costa ya que estropearían la estética por completo. Para evitar los grumos debes de estar muy atento a la temperatura ya que debe de ser exacta. Luego a la hora de aplicar el glaseado sobre el bizcocho echa la cobertura  forma generosa y dejarlo chorrear bien para conseguir una cobertura homogénea.

 

Cuida la temperatura de tus ingredientes

Como normal general te aconsejamos que intentes incorporar los ingredientes siempre a temperatura ambiente. Si mezclas productos que tengan distintas temperaturas la mezcla será más inestable y el acabado no será el deseado.

Te aconsejamos que estés especialmente pendiente de la temperatura de tus ingredientes cuando vayas a incorporar huevos a tu mezcla ya que si estos están muy calientes cuando eches los huevos se te pueden cuajar.

También debes tener especial cuidado cuando estés haciendo alguna crema y vayas a añadir la mantequilla. Si la temperatura de la crema es muy alta puede hacer que la mantequilla se corte. Os recomendamos que dejéis reposar la crema antes de añadir la mantequilla para prevenir esto.

 

Pesar las cantidades

Debes pesar todos los ingredientes con mucha cuidado y precisión. Estamos hartos de oír que la repostería es una ciencia exacta, pero si esta afirmación ha sido repetida hasta la saciedad es porque no podía ser mas cierta. Seguir minuciosamente la receta y pesar las cantidades con exactitud son requisitos básicos e imprescindibles si quieres que te salga bien cualquier tarta.

 

Esperamos que estos tips os sirvan para corregir algunos errores que esteis cometiendo y que así consigáis un mejor acabado en vuestros postres.